Novedades fiscales en 2020

 
1. Los niveles de módulos se mantienen en 2020

Los autónomos que tributan en estimación objetiva (módulos) se mantendrán sin cambios en el año 2020, ya que se prorroga del ejercicio 2019 la cuantía de los signos, índices o módulos, así como las instrucciones de aplicación. Asimismo, se mantiene la reducción del 5% sobre el rendimiento neto de módulos derivada de los acuerdos alcanzados en la Mesa del Trabajo Autónomo.

Los límites serán los mismos que estaban vigentes en 2018 y 2019 y la reducción prevista para el año pasado tendrá que esperar, por lo menos, un año más. Durante los últimos 4 años el límite se ha ido prorrogando hasta los 250.000 euros de facturación y finalmente no bajarán a los 150.000 euros, tal y como se preveía.

En cualquier caso, la intención de Hacienda es reducir el ámbito de aplicación del sistema de módulos, a efectos de luchar contra el fraude fiscal. Lo que todavía no sabemos es a partir de qué ejercicio se limitará esta forma de tributación, y en qué medida.

 

2. Presentación trimestral del modelo 349

A partir del 1 de enero de 2020, la presentación del modelo 349 para declarar las operaciones intracomunitarias que tenga el autónomo en su actividad económica, será de obligada presentación de forma trimestral. Hasta 2019, existía la posibilidad de presentar el mencionado modelo únicamente de forma anual, el mes siguiente a la finalización del ejercicio fiscal (enero) si no se excedían de ciertas cuantías . No obstante, a partir de ahora, y con independencia de la cuantía de dichas operaciones, este modelo se presentará en cualquier caso junto con los demás modelos trimestrales (abril, julio, octubre y enero), desapareciendo así la modalidad de presentación anual.

 

3. Libros registro del Autónomo

Afecta al IRPF, ya que a partir del 1 de enero de 2020 será obligatorio incluir el Número de Identificación Fiscal (NIF) de la contraparte de cualquier operación en los libros de ventas e ingresos, así como en los de gastos y compras. Si eres clientes de la asesoría soloautonomos.es, no tienes que preocuparte por estos cambios, ya que tienes incluido el programa de facturación y los libros registro siempre actualizados a la normativa vigente.

 

4. IVA Intracomunitario y borrador para Empresas.

Este año también entran en vigor las denominadas ‘Quick Fixes’ (Soluciones rápidas), unas medidas destinadas a simplificar y armonizar el IVA del comercio intracomunitario de bienes. Así como un proyecto piloto para la autoliquidación trimestral de IVA que abonan las sociedades, el cual tiene semejanzas con respecto al IRPF para las personas físicas.

 

5. Operaciones con Reino Unido (BREXIT)

A partir del 31 de enero de 2020, Reino Unido deja de ser miembro de la Unión Europea, teniendo con ello innumerables implicaciones económicas, y en consecuencia también fiscales. Este hecho supondrá a los autónomos que tengan relaciones comerciales con este país a solicitar el EORI, aplicando el sistema fiscal reservado a países no miembros. Por tanto, las operaciones llevadas a cabo con empresas o profesionales británicos se considerarán de naturaleza extracomunitaria (exentas de IVA), y pasarán a considerarse importaciones o exportaciones. Así pues, tampoco existirá obligación de relacionar dichas operaciones en el modelo 349.

 

Medidas fiscales que podrían entrar en vigor 

 

1. Subida de impuestos para rentas superiores a los 130.000 euros

El nuevo gobierno prevé modificar los tipos impositivos del IRPF, incrementando en dos puntos sobre la base general para rentas superiores a 130.000 euros anuales y de cuatro puntos si superan los 300.000 euros.

 

2. Mayor Impuesto de Sociedades para grandes empresas

Aumento en el tipo aplicable a las empresas con una cifra de negocio superior a 20 millones de euros, que tendrían que tributar, al menos un 15% en concepto de Impuesto de Sociedades. Medida populista donde las haya, puesto que se desconoce cómo se calcularía la base imponible sobre la que recaería esta nueva modalidad.

 

3. Ecologismo impositivo

Tanto el nuevo gobierno como las instituciones europeas han manifestado, no en pocas ocasiones, su intención de emplear todos los medios disponibles para proteger el medio ambiente y luchar contra el cambio climático; también los instrumentos fiscales. Por tanto, no sería de extrañar que en 2020 se equiparen los tipos impositivos de gasolina y diésel, así como que se grave y penalice fiscalmente el consumo y otras acciones que supongan, a criterio del nuevo gobierno de coalición, un daño para el medio ambiente.

 

4. Presión a la economía digital (Tasa Google)

Se contempla una tasa del 3% aplicable a empresas que desarrollen actividades vinculadas a la publicidad digital, aunque sólo afectaría a grandes empresas, de ahí el nombre por la que se conoce a esta medida: Tasa Google, por afectar principalmente al gigante tecnológico.

 

Deja una respuesta